miércoles, 24 de abril de 2013

BIZCOCHO SIN HUEVO CON HARINA "YOLANDA"




Hola, hoy os traigo un bizcocho sin huevos que queda muy rico y esponjoso y que es facilísimo de hacer. Se hace con una harina especial que podéis comprar en muchos supermercados (yo la compré en Hipercor) y que se llama "Yolanda". Tenéis la receta en el mismo paquete de harina.
Aquí os la dejo y espero que os guste!



INGREDIENTES: (yo he hecho la mitad de la receta)

250g de azúcar
500g de harina "Yolanda"
1 sobre de levadura química tipo Royal (impulsor)
1 tacita (de tamaño café) de aceite de oliva virgen extra
1/2 l de leche entera o semi
Se puede aromatizar con ralladura de limón o de naranja

ELABORACIÓN:

Yo lo he hecho en la Thermomix pero podéis utilizar cualquier batidora.
Precalentar el horno a 170ºC
Batir el azúcar, el aceite y la leche.
Añadir la harina tamizada con la levadura y la ralladura y mezclar hasta que quede homogéneo.
Verter en un molde engrasado (yo suelo forrarlo con papel de horno), espolvorear con azúcar y meter en el horno.
Cocer durante unos 35-40 mns. Comprobar la cocción, sacar del horno y dejar enfriar 10 mns. Luego desmoldar sobre una rejilla hasta que se enfríe del todo. Tapar con albal o film para su conservación.

lunes, 15 de abril de 2013

BIZCOCHO DE MANTEQUILLA CON MERMELADA DE FRAMBUESA







Hoy os traigo un bizcocho delicioso, y es que la frambuesa le da un toque fantástico. Os animo a probarlo, sale esponjoso y muy muy rico!!
Aquí os dejo la receta y las fotos. 





INGREDIENTES:


250g de mantequilla en pomada
3 cucharaditas de ralladura de limón
220g de azúcar
3 huevos
45g de coco rallado
30g de almendras molidas
2 cucharadas soperas de zumo de limón
375g de harina
8g de levadura química (tipo royal)
200g de yogur natural
4 cucharadas colmadas de mermelada de frambuesa

Para el glaseado:

4 cucharadas soperas de mermelada de frambuesa
azúcar glass
1 poco de agua 

ELABORACIÓN:

Precalentar el horno a 170ºC
Batir la mantequilla con el azúcar y la ralladura de limón hasta que haya blanqueado (tiene que quedar ligera y esponjosa).
Añadir los huevos de uno en uno mezclando bien cada vez.
Incorporar el coco, las almendras molidas, el zumo de limón, la harina tamizada con la levadura y el yogur.
Mezclar todo bien sin trabajar mucho la masa.
Verter en un molde de rosca (de bundt cake) engrasado.
Verter la mitad de la masa en el molde, echar la mermelada de frambuesa encima, incorporar el resto de la masa y nivelar.
Hornear a 170ºC unos 45-50 mns. Comprobar la cocción, sacar del horno y dejar enfriar sobre rejilla durante 10mns. Luego desmoldar sobre la rejilla y dejar que se enfríe completamente. 

Cubrir con el glaseado de frambuesa: lo hacemos mezclando la mermelada de frambuesa con azúcar glass hasta que vemos que coge consistencia. Si queda muy espeso le podéis añadir un poco de agua.

Y ya está listo, espero que os guste!



martes, 9 de abril de 2013

ANGEL FOOD DE FRESA CON CHANTILLY




Hoy os traigo una receta que os sorprenderá. Muy rica por la mezcla de la fresa y la nata.

La receta es del blog: "El rincón de Bea", no dejéis de visitarlo, tiene cosas muy muy interesantes!

INGREDIENTES: Para un molde de 18 cm.

9 claras de huevo
100 gr. harina todo uso tamizada
200 gr. azúcar
1/4 cucharadita de sal
1 cucharadita de cremor tártaro
2 cucharaditas de aroma / extracto de fresa
2 gotitas de colorante rosa en gel (opcional si el aroma ya tiene color)





PREPARACIÓN: (En KitchenAid)

Precalentar el horno a 170º.

Batir las claras con las varillas, a velocidad baja, junto con el cremor tártaro y la sal, durante un minuto hasta que el cremor tártaro se haya disuelto totalmente.

Aumentar la velocidad de la batidora y continuar batiendo durante 2 ó 3 minutos hasta que las claras hayan montado y consigamos picos blandos.

Sin dejar de batir, bajar la velocidad ir incorporando el azúcar a cucharadas, a una velocidad de 2 cucharadas cada 15 segundos. Las claras ahora deberían tener un aspecto brillante.

Parar la batidora, y comprobar que las claras ahora deberán estar firmes.

Incorporar el extracto de fresa y continuar batiendo a velocidad media durante 1 minuto. Si vemos que las claras se quedan un poco sueltas batir un par de minutos mas. Añadir las dos gotitas de colorante si vemos que no tiene mucho color.

Añadir un tercio de la harina, y mezclar suavemente a mano con varillas o espátula hasta que no queden rastros de harina. Repetir con el resto de la harina hasta que la hayamos terminado. Las claras ahora deberían tener un aspecto suave y esponjoso.

Utilizando una espátula pasar la masa al molde y asegurarse de que la masa quede uniformemente repartida y llegue bien a la base. Si queremos alisar la superficie podemos hacerlo, pero no es importante ya que esta parte será la base del cake.

Hornear durante 40 minutos, sin abrir la puerta. Si la parte superior está doradita, y ya no aparece húmeda, tocarla ligeramente. Si notamos que está firme, insertar un palillo cerca del centro. Si éste sale seco, el cake está listo. Si sale húmedo o con trocitos pegados, programar el horno unos cinco minutos más y volver a comprobar. Repetir este proceso hasta que el cake este completamente hecho. El proceso de horneado no debería de durar más de 50 minutos.

Con mucho cuidado retirar el molde del horno. Darle la vuelta y dejar enfriar durante al menos 1 hora.

Pasado este tiempo, pasarle un cuchillo por los lados y por el borde del tubo para que se despegue el cake. Estos moldes tienen la base desmoldable, así que le daremos la vuelta sobre un plato. El cake deberá enfriar unos 45 minutos más sobre una rejilla hasta que enfríe totalmente.

Para el Chantilly:

Poner en el bol de la batidora 300ml de nata bien fría con 30g de azúcar y una pizca de vainillina o aroma de vainilla y batir con varillas hasta que quede firme. (cuidado porque si se bate demasiado la nata se corta y ya no se puede recuperar). Ponemos el chantilly en una manga con boquilla rizada y cubrimos el bizcocho. Yo lo he decorado con corazones de azúcar en rosa y blanco. 






OBSERVACIONES:

Es preferible que el molde sea de aluminio. En su defecto un molde de tubo que no sea antiadherente.

El molde no deberá tener ni pizca de grasa, para que así la masa pueda “agarrarse” a las paredes y subir. Por tanto no lo debemos engrasar.

El Angel Food Cake necesita enfriar boca abajo, por tanto tan pronto saquemos el molde del horno, le debemos de dar la vuelta colocado sobre sus patitas. Las proteínas del huevo que le dan al cake su altura se endurecerán cuando enfrien. Si no le damos la vuelta desinflarían el cake.

Desmoldar pasada 1 hora, pero no más, de lo contrario se humedecería.

El cremor tártaro de utiliza principalmente para estabilizar las claras, pero a la vez reduce el ph de la mezcla, resultando en una miga muy blanca.

Si no podemos conseguir un molde especial con patitas, tener a mano una botella de vino o similar, para poder darle la vuelta al molde mientras enfría.

A pesar de lo frágil que parece, este cake es bastante resistente cuando enfría.

La mejor forma cortarlo es con un cuchillo de sierra.