TARTA DE PISTACHO CON BUTTERCREAM DE CHOCOLATE BLANCO (SIN GLUTEN)


Hoy os traigo una tarta que triunfó en casa. Me la pidió mi hija para su 18 cumpleaños porque le encanta el pistacho y la verdad es que quedó buenísima. 

El bizcocho no es muy dulce y combina muy bien con el dulzor de la buttercream de chocolate blanco. La combinación de sabores es deliciosa. 

Ingredientes para el bizcocho de pistacho:

  • 180g de harina de arroz
  • 50g de maicena
  • 150g de azúcar
  • 100g de pasta de pistacho.
  • 4 huevos.
  • 100g de aceite de oliva suave (o girasol)
  • 10g de impulsor (levadura química)
  • 1/4 de cucharadita de goma xantana

Ingredientes buttercream de chocolate blanco

  • 250g de mantequilla a punto de pomada
  • 270g de azúcar glas
  • 120g de chocolate blanco
  • 1 cucharada de leche

Preparación del bizcocho de pistacho:

Batimos las claras con varillas y cuando formen picos añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que estén a punto de nieve.

En un bol mezclamos la pasta de pistacho con las yemas y el aceite hasta que quede homogéneo.

Tamizamos las harinas con el impulsor, incorporamos a la mezcla anterior y mezclamos suavemente y con movimientos envolventes.

Cuando esté bien integrado vertemos la masa en el molde previamente engrasado o cubierto con papel de horno.

Horneamos a 180ºC durante unos 45 minutos aproximadamente.

Una vez haya pasado este tiempo comprobamos la cocción pinchando el bizcocho con un palillo.

Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. Pasados 10 mns lo desmoldamos.

Preparamos la buttercream:

Derretimos el chocolate en el microondas o al baño maría con cuidado de que no se queme y dejamos que se temple.

Ponemos en un bol el azúcar glas, la mantequilla y la leche y batimos hasta que quede esponjoso y haya blanqueado.

Añadimos el chocolate (tiene que estar casi frío) y batimos bien unos 2-4 minutos, hasta que la mezcla sea homogénea.

Si hace mucho calor la metemos en la nevera un rato para que coja cuerpo.

Montamos la tarta:

Rellenamos y cubrimos el bizcocho con la buttercream.
Decoramos con rosetones de buttercream y pistachos picados.
Conservamos en la nevera y antes de consumirla es mejor dejarla un rato a temperatura ambiente.

Comentarios