domingo, 26 de diciembre de 2010

TIRAMISÚ



El tiramisú es uno de mis postres favoritos desde hace ya mucho tiempo, de hecho no recuerdo la primera vez que lo comí. Pero desde que lo probé lo he comido muchas veces, me encanta la combinación de la crema de mascarpone con el café.

Es curiosa la historia sobre el orígen de este postre, he encontrado esta información en wikipedia:

El tiramisú es un postre moderno, no tradicional. Tiene su origen en la parte Este del Norte de Italia, en la región del Véneto (cuya capital es Venecia) y en los años cincuenta. Algunas fuentes concretan en los burdeles de la región su localización exacta de creación. Arturo Filippini, presidente de la cadena de restaurantes Toulá, ha admitido: “Había sido efectivamente después de la guerra cuando nos íbamos con amigos a los burdeles de Treviso..., en esos tiempos tenían también cocinero... La maîtresse, a los clientes aficionados (pero también a las mujeres) les ofrecía un dulce diciendo con cortesía estas palabras emblemáticas: Anda, toma cariño, que te doy una cosa que "te tira su"...”



La expresión "te tira su", en lengua veneta (y en la lengua italiana "ti tira su"), podría ser el equivalente en español del "tentempié", pero no tanto a la manera de un aperitivo, pues el tiramisú como dulce es mucho más fortalecedor y de inmediato efecto gracias a la cantidad de glúcidos que incorpora.


En principio, no lleva ni queso Mascarpone, ni nata u otras grasas similares, porque todos esos lípidos no hacen más que tener un peso en el estómago y ralentizar la digestión, con el resultado de obtener el efecto contrario, es decir, crear cansancio y somnolencia.


En 1968 el tiramisú artesanal de Alfredo Beltrame (maestro de la hostelería veneta y fundador de una cadena de restaurantes con sede en la ciudad de Treviso, en el Véneto) llega oficialmente a la cadena de los restaurantes Toulá. Así fue sacado de la intimidad de los prostíbulos y presentado al exterior para conseguir un gran éxito popular.


Entre los años setenta, ochenta y noventa, la receta utilizada en el restaurante Toulá de Milán utilizaba cinco ingredientes:


huevos y azúcar batidos, bizcochos Savoiardi mojados en café expresso y cacao en polvo.





La receta que os doy es de un libro italiano:

INGREDIENTES:

300g de mascarpone
250g de azúcar
3 huevos
300g de bizcochos de soletilla
100ml de café fuerte
3 cucharadas de cacao amargo en polvo

ELABORACIÓN:

Montar las yemas con el azúcar utilizando las varillas hasta que tripliquen su volúmen. Añadir el mascarpone suavemente para que no se baje mucho (lo mejor es ir echando poco a poco las yemas en el mascarpone e irlo mezclando cada vez). Por último añadimos las claras a punto de nieve mezclando suavemente.
En un recipiente hondo (queda muy bonito si es de cristal y se ven las capas de crema  bizcochos) se pone una capa de bizcochos mojados en el café, encima extendemos una capa de crema de mascarpone, luego otra capa de bizcochos y otra de crema. Así hasta que llenemos el recipiente. La última capa tiene que ser de crema. Meter en la nevera al menos 2 horas antes de comer. Antes de servir se espolvorea con el cacao amargo utilizando un colador.

Nota 1: a mí me gusta poner en el café un poco de licor, yo suelo utilizar Tía María (es licor de café) o Ron.

Nota 2: en esta receta los huevos van crudos por lo que hay que ser muy cuidadoso al manipularlos y utilizar huevos lo más frescos posible. Si preferís podéis utilizar huevo pasteurizado. La yema pasteurizada la podéis comprar en Makro y la clara también en Makro o en Mercadona.


2 comentarios:

  1. que linda pinta tiene este tiramisu, a mi me encanta lo hago seguido porque es un postre facil pero tiene sus secretos, voy a poner en practica tus consejos y tu receta despues te cuento como me salio, tenes un blog muy lindo me encanto conocerlo, gracias por seguirme en mi blog.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario!