domingo, 11 de diciembre de 2011

BAVAROISE DE SIDRA CON MANZANA CARAMELIZADA


¡Hola!

Ya tocaba reunión familiar y mi suegra nos deleitó con una exquisita fabada. En estas ocasiones siempre llevo yo el postre. Pensé preparar algo diferente, que fuera muy "Asturiano" y que resultara suave y ligero. Y aquí lo tenéis, una tarta con una fina base de pasta sablée, una capa de manzana caramelizada y un bavaroise de sidra. Estaba muy rica y no resultaba nada pesada después de la fabada. Espero que os guste!





Aquí os dejo la receta:



INGREDIENTES:

Para la masa quebrada:
260g de harina
120g de mantequilla en dados
60g de azúcar glass
1 huevo
1/4 cucharadita de sal
2 a 3 cucharadas soperas de leche entera

Para la manzana caramelizada:
4 manzanas
100g de azúcar moreno

Para el bavaroise de sidra:
80g de yemas (unas 4)
150g de azúcar
250ml de sidra
10g de gelatina
500g de nata semimontada con 50g de azúcar

Para el crocanti de avellanas:
100g de azúcar
2 cucharadas soperas de agua
50g de avellanas

 
ELABORACIÓN:

Para hacer la masa quebrada:
Tamizar la harina sobre la superficie de trabajo formando un volcan. Poner en el centro el resto de ingredientes y amasar hasta que quede homogéneo. Formar una bola y dejar reposar en el frigorífico al menos 1 hora.

Sacar de frigo y estirar con el rodillo a un grosor de unos 3 mm. Cubrir el fondo de un molde redondo desmontable. Pinchar con un tenedor varias veces para evitar la formación de burbujas al cocer. Hornear en blanco (sin el relleno) a 180ºC durante unos 20 minutos. Reservar.

Para hacer la manzana caramelizada:
Pelar y trocear en dados la manzana. Colocar en un cazo la manzana con el azúcar moreno y un poco de agua. Cocer hasta que caramelice el azúcar. Retirar y reservar.
Para hacer el bavaroise de sidra:
Montar las yemas con el azúcar al baño maría hasta que blanqueen.
Poner en remojo la gelatina con agua muy fría. Fundir en el microondas y mezclar con las yemas.
Añadir la sidra templada y dejar entibiar un poco. Que empiece a espesar pero no demasiado.
Añadir suavemente la nata montada y verter en el molde redondo de fondo desmontable con la base de galleta y una capa de manzana caramelizada.
Dejar cuajar unas 2h en la nevera.

Para hacer el crocanti de avellanas:
Poner el azúcar con el agua al fuego en un cazo. Cuándo ha caramelizado (cuidado porque enseguida se quema) vertemos las avellanas picadas gruesas y removemos para que se mezcle bien. Vertemos en un papel de horno y dejamos enfriar completamente. Poner en una bolsita y golpear con un rodillo, hasta obtener trozos más bien pequeños. (Yo lo hice en la thermomix, pero es más difícil conseguir el tamaño que queremos).

Sacar de la nevera, decorar con crocanti de avellanas y desmoldar.




4 comentarios:

  1. me parece muy apropiada para estos dias,tiene una pinta exquisita!
    me quedo en tu blog con tu permiso y te sigo.
    un saludo.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Es un plato estupendo para estos días.

    Delicioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Ma quante belle ricettine ci sono in questo blog! :-)

    ResponderEliminar
  4. Tiene una pinta buenísima, cuando pueda la intentaré hacer, me encanta la comida asturiana.
    BEsos

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por dejar un comentario!